Descarte que resiste al medio ambiente y al empleo

Uno de los objetivos internacionales de Desarrollo Sostenible Producción y consumo responsables   tiene como propósito incrementar la eficiencia en el uso de los recursos reduciendo el impacto en los ecosistemas, y mejorar, a su vez, la calidad de vida de las personas mediante el acceso a servicios básicos y la generación de empleos ecológicos. En  consonancia , se busca avanzar en una Ley de Envases  que incluya principios sustentables y genere  empleo en contrapartida a lo que propone el  sector del lobby empresarial que genera desechos.

Por Mariana Mei

Una ley de envases es  una estrategia diseñada para integrar los costos ambientales de un producto a lo largo de su ciclo de vida, es decir, desde que se extraen los materiales, se produce, se transporta, se consume y se desecha el envase. Es decir una Responsabilidad Extendida del Productor  pero como toda responsabilidad  debe llevarse adelante y no son los grandes  beneficiarios los que quieren tomar la bandera. Actualmente, la lógica de quien contamina paga parece estar avanzando  en el mundo  pero no sin resistencias . Los productores  deben recolectar, clasificar y tratar los productos al final de su vida útil especialmente en Europa, que han avanzado con leyes y políticas en la dirección que marca cumplir con el Desarrollo Sustentable. La  Asamblea General de las Naciones Unidas  elaboró una agenda en el año 2015  con objetivos 2030 con un plan de acción que  prioriza  a las personas, el planeta y la prosperidad, mediante 17 objetivos y 169 metas de acción, que abarcan las esferas económica, social y ambiental.

Por ende, la promoción de políticas públicas y regulaciones que promuevan y acompañen el desarrollo e implementación de dichas estrategias  son determinantes  .A un año de la presentación de la Ley de Envases con Inclusión Social en el Congreso, la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores  relanzó una campaña en redes sociales para que  la norma sea tratada y aprobada  en esta oportunidad. La diputada nacional  Natalia Zaracho , referente de la Economía Popular intenta  volver  poner  en agenda  la ley de envases. Asegura que la tasa del 3% debe ir exclusivamente  a la generación de conciencia ambiental y fortalecer los espacios que viene teniendo la tarea del reciclado.

Cabe destacar que en 2021, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina repudió el avance en dictamen y cuestionó al Poder Ejecutivo por la creación de un nuevo impuesto. Desde la Cámara la consideraron preocupante  y anacrónica  .En  esa instancia obtuvo el respaldo del oficialismo y otras bancadas menores, mientras que Juntos por el Cambio rechazó a esa propuesta y presentó un dictamen de minoría que contempló un marco regulatorio sobre el reciclado de residuos.

 No  resulta difícil de  entender la resistencia de la Cámara empresaria  ya que la petrolera ExxonMobil con 5,9 millones de toneladas de desechos plásticos; la empresa química Dow, con 5,5 millones de toneladas, y la china de gas y peróleo Sinopec, que genera 5,3 millones de toneladas de desechos plásticos. Si  bien sólo una de las empresas más contaminantes del planeta se encuentra en América Latina los costos se pagan igual cuando las leyes de reciclado no avanzan. En 2021 , los datos marcaron que en Argentina se reciclan 225.000 toneladas de plástico por año, lo que se traduce en el 24% del material disponible y no se conoce  qué sucede con el material restante  Las potencias mundiales  Estados Unidos Corea del Sur lideran  el ranking de los productores de basura  con un promedio de 53 kilos y 44 kilos por persona. Los resultados son las denominadas islas de plástico  por las corrientes rotativas y los vientos ocasionan los desechos marinos -de todo tipo, pero principalmente plástico-, las algas y el plancton, converjan creando un área de basura .

La implicancia  de la Responsabibilidad  de la  producción de envases  necesita  medidas que consideren ell cambio de responsabilidad (física y/o económica; total o parcial) desde los municipios hacia los productores ;la provisión de incentivos a los productores para que tengan en cuenta las consideraciones ambientales al diseñar sus productos , la elección de materiales, reducción de tamaño, peso y energía que consumen y sus sistemas tecnologías de reciclaje, logística inversa, estrategias de mercado y demás  acciones  que colaboren.

¨La sustentabilidad es una gran oportunidad para las PyMES porque el Desarrollo Sustentable es un buen negocio ¨, sostiene Marcelo Corti,arquitecto y urbanista. La discusión se da en el marco de las nuevas economías que aun son  emergentes pero buscan dar respuesta al sistema económico global, regional y local, y para disminuir y revertir los impactos sociales y ambientales negativos. 

No alcanza con  medidas aisladas  para la preservación de los recursos naturales  como un marco normativo que promueva el ahorro y reciclado de papel en el ámbito de la administración pública del Gobierno local votado en la Legislatura porteña . Las actuales políticas ambientales están orientadas a  fomentar el uso de piezas recicladas y a favorecer la participación de la sociedad civil en los programas de ahorro y reciclado de papel. Los  grandes  productores  deben tener un plan  que se haga cargo de la  contaminación ambiental que  se evidencia en lo océanos especialmente.  En una nueva investigación publicada por la revista Nature, se expone que la gigantesca isla de basura en el Océano Pacífico se extiende en unas cifras alarmantes, 1.6 millones de Km2, esto es, tres veces el tamaño de Francia. . Los efectos son  muchos como por ejemplo que los plásticos  frecuentemente queden atrapados en  el sistema de circulación oceánico se desmenucen y se convierten en microplásticos que pueden ser tragados por animales marítimos además de originar basura ambiental.

 En Diputados, el 16 de noviembre la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano invitó a  funcionarios y ambientalistas  a debatir  sobre gestión ecológica  de envases. El  secretario de control y monitoreo ambiental del Ministerio de Ambiente de la Nación Sergio Federovisky explicó que se pusieron en marcha 8 centros de tratamiento de residuos con sus respectivas plantas de separación, de recuperación, plantas de referencia, cierre de basurales a cielo abierto, dignificación del trabajo de los recuperadores de residuos pero sin la ley o la reducción de las importaciones de PET para insumo industrial el tema de fondo no cambia .Se requiere el cierre de los basurales a cielo abierto y la construcción de las plantas necesarias. Este intento  no puede naufragar ni agruparse junto a otros ,el ritmo intenso de la producción y la contaminación  es el contexto de una legislación que incluya a todos los actores sociales y  que no presente resistencia .El escenario mundial es el viento a favor que se debe aprovechar  para un trabajo mancomunado de las empresas que siguen ganando, el trabajo de los recicladores y el ambiente que no admite el descarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *