Trabajo y Juventud: Foro 2021

Contó con la participación de Matías Kulfas (Ministro – Desarrollo Productivo de Nación) a través de una entrevista, Leonardo Di Pietro (Secretario de Empleo – Nación), Matías Weisz (Head de Políticas Públicas – Uber), Paula Coto (Directora Ejecutiva – Chicas en Tecnología), Mónica Sladogna (Directora de Proyectos – Friedrich Ebert) y la moderación de Darío Romano (Coordinador Área de Trabajo y Producción – CEM). La concocatoria fue de la Fundación Metropolitana.

El panel comenzó con la presentación de una entrevista entre Matías Kulfas y Gastón Urquiza. En ella, el ministro comentó acciones que se vienen desarrollando desde su área “este año pusimos en marcha el Plan de Desarrollo Productivo Argentina 4.0 que busca reducir la brecha digital entre empresas grandes y PyMes, estamos trabajando mucho en digitalizar la actividad del sector privado”. En esta línea, Kulfas afirmó “sin estrategia productiva el futuro nos pasa por encima, seremos, una vez más, espectadores de una película donde habrá éxito en otros países y seremos meros tomadores de tecnología”. 

A su vez, hizo hincapié en la brecha de género a la hora de pensar el desarrollo productivo y el empleo “nos propusimos crear un Gabinete de género donde vamos a involucrar a todas las áreas del ministerio para que implementen programas y los ejecutemos con perspectiva de género”, comentó. 

Con respecto a la crisis climática, Kulfas describió el Plan de Desarrollo Productivo Verde donde “pensamos en una transición ecológica que llevará tiempo, para reconvertir las tecnologías contaminantes en otras que no lo sean, reconvertir el sistema de transporte y generar energías limpias. Argentina tiene todas las condiciones para ser parte de la revolución verde porque contamos con recursos como el litio, clave para la generación de vehículos eléctricos no contaminantes”, afirmó.

Finalmente, para dar un encuadre al panel comentó “21 de cada 2 desocupados de la Argentina es un o una jóven menor de 30 años. Y dentro de la distinción por género, las mujeres tienen un 50% de desocupación más alta que los hombres”. 

En línea con los números que el ministro brindó, Darío Romano realizó un pequeño encuadre para que el resto de los panelistas preparen sus exposiciones. “El 18.7 % de los jóvenes menores de 30 años se encuentran desempleados. La fragilidad en esta franja etaria se debe a la precariedad y los altos niveles de informalidad. Antes de la pandemia, casi el 50% de los jóvenes tenía trabajo informal”, destacó.

Ya en la ronda de exposiciones, Leonardo Di Pietro comentó “debemos acompañar a los jóvenes generando incentivos para que las empresas puedan registrar a sus empleados. También debemos brindar a los jóvenes capacitaciones formales e informales para impulsar la reinserción laboral”. 

Así destacó las iniciativas que se vienen gestando desde el ejecutivo “Por ejemplo, desde el Ministerio de Educación se está trabajando de manera interesante desde las universidades públicas con la formación profesional en oficios. Se lanzó un programa para que las universidades den cursos de formación profesional de capacitación dirigido a jóvenes desocupados y sin educación secundaria”, afirmó. 

Luego, fue el turno de Matías Weisz quien brindó la perspectiva desde el sector privado. “Las nuevas tecnologías plantean un nuevo escenario para el trabajo formal donde la gente puede entrar y salir en base a su disponibilidad. Rompe un poco con la idea de una jornada fija de 8 horas de corrido ya que las personas pueden determinar cómo y cuándo trabajar”, afirmó. 

En esta línea, el encargado de políticas públicas de Uber comentó que “vemos servicios que se ofrecen para que las personas puedan adaptar su trabajo a sus vidas, donde hay una oportunidad y un interés de los jóvenes en este tipo de modalidades de trabajo”. Finalmente, afirmó “también vemos que muchos usuarios trabajan 20 hs entonces comprendemos que este trabajo puede ser un suplemento para otros trabajos. Para muchas personas esta es una primera aproximación a la formalización del trabajo ya que están registrados como monotributistas en una categoría para transporte”. 

A continuación, la directora ejecutiva de Chicas en Tecnología, Paula Coto comentó cómo trabajan desde su ONG. “Existe una problemática real que desde Chicas en Tecnología nos interpela que tiene que ver con el bajo acceso, la baja permanencia y la baja promoción de mujeres en las áreas de tecnología e innovación. El recorrido de las mujeres en este tipo de áreas es particularmente complejo, y eso dificulta su inserción en el mercado laboral”, afirmó. 

Frente a esta brecha de género en las áreas de tecnología, Coto destacó “el 33% de la matrícula en las áreas que son de ciencia y tecnología son mujeres, pero si vamos a las áreas relacionadas a la programación y al software solo el 16% de la matrícula lo son”. De esta manera, “la incorporación de las mujeres y diversidades dentro de los espacios productivos mejora ampliamente los desarrollos de tecnología, porque es una tecnología que está orientada a resolver problemáticas comunitarias e incorpora otras miradas”, afirmó. 

Para cerrar su exposición, Coto comentó “lo que las jóvenes están buscando son oportunidades reales de progresar dentro de una carrera, y lo que encontramos es que menos del 20% de las mujeres que trabajan en tecnología alcanzan roles de liderazgo”. 

Finalmente, fue el turno de Mónica Sladogna quien comentó la cuestión de la brecha laboral con los jóvenes de bajos recursos. “Con la pandemia aparece una nueva desigualdad sumando a otras desigualdades. Debemos reconstruir las redes sociales del mercado y estatales para acompañar a los jóvenes de bajos recursos”, afirmó. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.