Avance de juicio político

El diputado nacional Eduardo Valdés se refirió al proyecto de resolución que lleva su firma, presentado a primera hora de hoy, sobre el pedido de juicio político a la Corte por mal desempeño, que comenzará a tratarse en la Comisión de Juicio Político en los próximos días: «En el caso de la coparticipación federal, denunciamos a los 4 magistrados de la corte (Rosatti, Rosenkrantz, Maqueda y Lorenzetti), ya que los gobernadores de las provincias, según el Art. 128 de la CN, son agentes ‘naturales’ del gobierno federal preexistententes a la constitución y no fueron oídos por la corte a pesar de haberse presentado como ‘amicus curiae’. Decidir de donde sacar dinero y a donde se lo asigna, es una función del Congreso. La corte no debe producir la norma, debe aplicar la norma, es decir que se auto atribuyen facultades legislativas prohibidas por la Constitución Nacional desde el año 1853″, señaló.

En diálogo con Mauro Federico para Radio 10, manifestó que: «Además, en el caso del Consejo de la Magistratura, en donde acusamos a Rosatti, Rosenkrantz y Maqueda, luego de 15 años, se expiden sobre la inconstitucionalidad de una ley votada por el Congreso de la Nación en el año 2007 y reviven una ley anterior. Esto es UNICO en el mundo, nunca se ha visto en la historia de la jurisprudencia mundial que la Corte haga revivir una ley.».

Por otra parte, se refirió a otra de las causales del pedido de juicio político que en su momento causa mucha polémica ya que se refiere al fallo “Muiña” en donde la corte en un primer momento acepto el computo del 2×1 en los años de condena: «Ellos tenían que aplicar un convenio de imprescriptibilidad en materia de delitos de lesa humanidad. Ese convenio tiene jerarquía constitucional desde el año 2004, pero además, la corte dicto dos precedentes muy claros, que deben ser los dos fallos más importantes de la historia de la Corte (Arancibia Clavel en 2004 y Simón en 2005) en donde dijo que los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles y no se los puede beneficiar de ninguna manera. De todas formas, la corte les dio el 2×1 y por eso tuvo que salir la gente a la calle, siendo el Congreso el que termina dictando una ley para que la Corte de marcha atrás” afirmó Valdés, aunque luego agregó: «Pero el juez Rosenkrantz ignoró al Congreso y mantuvo su posición».

Por último, ante el bloqueo por parte de Junto por el Cambio al normal desarrollo del Congreso de la Nación y la negativa a tratar el proyecto, Valdés fue contundente: “Juntos por el Cambio no quiere que esto comience, no quiere que nosotros nos presentemos y que el juicio tenga su desarrollo. En el año 2004, cuando se le realizó juicio político a la corte de Nazareno, su impulsor, el presidente Néstor Kirchner, solo tenía el 22% de los votos, pero con el devenir de las audiencias la gente se fue dando cuenta que las pruebas eran demasiado contundentes y se destituyo a dos ministros de la Corte Suprema, Moliné O’Connor y Boggiano.”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *