25 AÑOS DEL CIRCUITO CULTURAL BARRACAS

El  comunicado se enorgullece:Hemos cumplido 25 años de creación comunitaria desde las artes escénicas, más precisamente de lo que hemos dado en llamar, teatro comunitario. Este proyecto de arte comunitario tuvo un nacimiento muy particular, nació de la necesidad de anclaje territorial de un grupo de teatro profesional con un nombre también muy particular Teatreros Ambulantes Los Calandracas .

Algunos de los espectáculos producidos en estos 25 años:“El Chalupazo” “1º Mundo en camiseta” “Hay que pasar el milenio” “Los chicos del cordel” “El casamiento de Anita y Mirko” (20 años en cartel) “Zurcido a mano” “El Loquero de Doña Cordelia” “Cambio climático o recalentamiento barrial” “El Circuito en Banda” “El ensamble de percusión” “ “GPS barrial” “Los Contamientos de sueños” “Barrio sur” “Fierita en Buenos Aires” “Flora y fauna del Riachuelo” “Es lo que Hay” “Barracas al fondo” . Corina Busquiazzo, titular,  fue entrevistada en Tu espacio Urbano, programa de radio que se emite en AM 1130.

Como buenos ambulantes que éramos comenzamos a “circular” por Barracas compartiendo nuestros saberes con los vecinos del barrio; tarea que en 25 años no hemos abandonado, sino que fuimos incrementando, compartiendo lo que hacemos más allá de nuestro territorio, prueba de ello son los cuarenta grupos de Teatro Comunitario existentes en nuestro país, los grupos de Bilbao, Madrid y Zaragoza en España, grupos en el valle del Cauca en Colombia, en Ferrara, Italia, actualmente en formación en barrios de Paris, todos ellos inspirados directa o indirectamente en esta construcción Barraquence.

Primero nos aquerenciamos en un antiguo local de lo que había sido la emblemática para el barrio, fiambrería de Araujo, lugar que al poco tiempo nos quedó chico dado que el proyecto prosperó entre los vecinos y nos trasladamos al galpón de lo que fue una de las primeras hilanderías de Barracas, la hilandería de Betinelli. Como verán el destino nos anclaba en la memoria edilicia de nuestro barrio dándonos el rol de resignificar sus viejas paredes.

Nacimos murga, nacimos teatro, nacimos payasos, saberes todos de este grupo que tuvo la necesidad y el deseo de ser con otros y esos otros estaban ahí, eran nuestros vecinos. Aprendimos con ellos a soñar de a muchos, agrandamos nuestro imaginario y descubrimos entre todos que lo individual engorda en el colectivo y el colectivo engorda con lo individual.

Pusimos esta ceremonia que es el teatro donde es conveniente que esté, en manos de la comunidad y que ésta se interpele e interpele a través de la ficción más legitima que hay, la que produce el pueblo.

Creemos y sin ánimo de exagerar viendo el rumbo que toma el mundo, que el teatro es la última ceremonia humana que nos queda a los seres humanos, necesita del convivio para que se produzca, no hay soporte digital que la remplace y este es su reaseguro de supervivencia sobre todo si su reservorio está en manos del nosotros que garantiza la comunidad.

Quizás podamos llegar a pensar que el objetivo de publicar lo que hemos realizado en 25 años y seguimos haciendo, no sea más que una caricia al alma de los recuerdos de los que participamos del proyecto, pero creemos que es un poco más que eso, aunque eso no sería poco; es poder decirnos, no nos equivocamos de camino, lo que soñamos e intuimos que podía ser, fue; y eso nos da empuje para entusiasmar a otros, para decirles aquí hay un camino virtuoso para ejercer el oficio teatral.

Cerramos el año 2020 con un encuentro presencial a orillas de nuestro Riachuelo, nos auto aplaudimos por el colectivo mantenido desde la individualidad de nuestras casas, nos prometimos un 2021 que aunque venga torcido lo vamos a enderezar a golpes de esperanza.

Y llegó el 2021, sigue la pandemia, hay una vacuna que todavía para todos no alcanza, hay que seguir cuidándonos, imaginar los primeros meses desde el aire libre y desde nuestras casas. Celebraremos los 25 años que cumplimos, tenemos como idea plasmar en un libro virtual y en murales que grafiquen en las viejas paredes de nuestro barrio, tamaña hazaña.

Volvemos a convocar a otros vecinos que quieran formar parte de este proyecto, a niños, adolescentes, jóvenes y adultos, sabemos que no podemos funcionar a pleno, la pandemia no lo permite, a media máquina y con todos los protocolos (Como se dice ahora) seguimos caminando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *