AddThis Social Bookmark Button

El reclamo por una Ley nacional  de humedales está presente desde hace varios años, obtuvo media sanción del Senado en 2013 y 2016,  pero después perdió estado parlamentario y desde entonces no hubo proyectos. Informe para Radio Belgrano AM 650.

 

Hoy tenemos 11 proyectos presentados;  se pide por esta ley teniendo en cuenta lo  que ordena  el artículo 41 de la Constitución que  es garantizar a todas las personas que habitan en el país un derecho sano y además de proteger el patrimonio natural y cultural de Argentina. Por su parte la Ley general de Ambiente, requiere la conservación de la biodiversidad.

 

Pero qué son los humedales;  son zonas que se inundan temporal o permanentemente y que actúan como filtros depuradores y reservorios de agua dulce tienen la capacidad de almacenar filtrar y regular los flujos de agua y por esto amortiguan los impactos de las lluvias y protegen al planeta de inundaciones o sequías. Son además los mayores sumideros terrestres de dióxido de carbono del mundo,  almacenan incluso más que los bosques.

 

La Convención de Ramsar,  un acuerdo internacional que promueve la conservación y el uso racional de los humedales estima que en  los últimos 300 años han desaparecido el 87% de los humedales a nivel global .

 

En Argentina por su lado ocupan cerca del 21% de su superficie pero están desapareciendo, en un contexto en el que el calentamiento global avanza sin freno  hay un aumento de la demanda de agua y cada vez son más frecuentes las inundaciones y las sequías,  los humedales se convierten en  una gran solución. Por supuesto que es noticia las los focos de incendio que hay en todo el país el déficit de lluvia, la sequía,   y los reiterados ataques intencionales hicieron que el 2020 encontrara  nuestro país envuelto en fuego. Los incendios en el Delta del Paraná son un ejemplo de esta situación de emergencia;  hay una combinación de intereses la intención de destruir el ecosistema para avanzar sobre este y también el avance de la frontera agropecuaria sobre todo con prácticas que son propias de esta actividad.

 

En el Delta del Paraná el fuego no es un elemento natural,  los incendios son consecuencia de prácticas que se hacen para manejar los pastizales y rebrotes que se arrastran de otros lugares,  es lo que se llama la pampianización del país;  esto pone en peligro cientos de vidas humanas y arrasa con la fauna y la flora del lugar.

 

El desastre que hicieron los incendios forestales se  cuentan en más de 1700 hectáreas del parque nacional  Calilegua, que  está ubicado en el departamento de Ledesma,  Jujuy fue arrasada por las llamas y Salta continuó con focos  activos . Jujuy  y  Salta son  las provincias más comprometidas hasta ahora.  Los incendios forestales  avanzan en la provincia de Jujuy  ya arrasaron más de 1700 hectáreas de área natural y protegida  del parque nacional  Calilegua, que está ubicado en el departamento  de Ledesma.

 

Esto es información que por supuesto también tienen que ver con la falta de protección de los humedales y los incendios forestales porque suelen ser una consecuencia también del poco cuidado que tienen los humedales.