AddThis Social Bookmark Button

Así se refirió la diputada porteña Lorena Pokoik respecto a Fabián Capponi, Director General de Educación de Gestión Estatal, donde en imágenes que se viralizaron rápidamente, se lo vió bailando y abrazando gente sin utilizar barbijo, dentro de las instalaciones del Ministerio de Educación porteño. “Por esta razón realizamos un pedido de informes ya que el funcionario argumenta que esas acciones las realizó en el marco de una jornada institucional, lo que agrava mucho más la situación. Es una irresponsabilidad que un funcionario de gobierno porteño se muestre sin barbijo, a los besos y abrazos”, afirma la legisladora.

 

El pedido de informes reclama que se indiquen las actividades realizadas en el Ministerio de Educación e Innovación en el marco del festejo en el que participaron funcionarios/as y empleados/as de dicha dependencia el pasado 22 de julio del corriente, además “queremos saber si la ministra Soledad Acuña o sí Luis Bullrich, que la está reemplazando, tenían conocimiento de dichas actividades, ya que si sabía de esta actividad, nos resulta incomprensible que no hayan tomado todos los recaudos de prevención para evitar la propagación del coronavirus”, agrega pokoik.

 

“Todos podemos tener dentro de un gobierno funcionarios irresponsables, que no miden las consecuencias de sus acciones, a cualquier gobierno le puede tocar. Lo que no puede pasar bajo ningún concepto es que no tomen ninguna medida después de que tuvieron conocimiento de este hecho. No pueden ignorar, y mucho menos no tomar ninguna decisión por algo que uno de sus funcionarios hizo mal”, destaca.

 

El documento presentado indaga además sobre si existe un protocolo o recomendaciones para el personal  que cumple tareas esenciales en el Ministerio de Educación e Innovación. En caso afirmativo indique el número de resolución del mismo. Asimismo, señale quienes son los funcionarios/as encargados/as de hacer cumplimentar las medidas establecidas.

 

“No es un hecho al que hay que restarle importancia, tampoco lo podemos tomar como un descuido de un funcionario que, además, sabía que estaba siendo filmado, que arengaba a que sus compañeros de trabajo al contacto físico y que como corolario, no tenía barbijo”, resume la diputada.