AddThis Social Bookmark Button

El preocupante incremento en la Capital Federal de casos de dengue, enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes Aegypti, es abordado en este comentario para Comunas, por la colega Mariana Mei quien advierte que el fenómeno de la diapausa (adaptación al frío de Buenos Aires), está haciendo invulnerable a las hembras de este vector transmisor de la enfermedad cuyos síntomas son: fiebre alta, sarpullido y dolor en los músculos y las articulaciones. En los casos más graves puede haber hemorragia profusa y un shock, que pueden llevar a la muerte. Publicado en Agencia Comunas.

 

“El número de casos de dengue en el mundo aumentó drásticamente desde la década de 1960 entre 50 y 528 millones de personas infectadas anualmente -explica Mei-. Las primeras descripciones datan de 1779 y su causa viral y la trasmisión fueron extendidas a principios del sigo XX. El dengue se convirtió en problema mundial desde la II Guerra Mundial y es endémico en más de 100 países». (Referencia histórica).

 

“En la Ciudad de Buenos Aires, -especifica la colega-, los casos se multiplicaron en los últimos tiempos según lo que dice el informe epidemiológico del Ministerio de Salud porteño. En la semana del 12 al 18 de abril, se notificaron 660 nuevos contagios. La Ciudad de B. Aires por eso alcanzó más de 5.221 casos positivos de dengue, un paciente fallecido y 4.918 que no tenían antecedentes -según el último boletín epidemiológico del ministerio de salud porteño-”.

 

“La comuna 7 conformada por Flores, Chacabuco alcanzó 1.289 casos de dengue y de esta manera se convierte en los barrios más afectados por esta epidemia que según lo que cuentan los infectólogos de varios hospitales de la ciudad de Buenos Aires, hay muchos más casos de dengue que de coronavirus en muchos hospitales de la zona”.

 

“Investigadores del Grupo de mosquitos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de a UBA señalaron que el mosquito desarrolló la capacidad de sobrevivir al frío de Buenos Aires, esa sería una de las causas por las que en otoño continúan multiplicándose los casos. De hecho en ejemplares de Aedes autóctonos, estudiados, se detectó que las hembras desarrollaron una adaptación al clima a través de un mecanismo llamado diapausa que hasta el momento se creía que esta especie no poseía ni desarrollaba en otra parte del mundo”.

 

“Según especialistas tiene su explicación en que el dengue venía creciendo en el continente durante el año pasado, con lo que estaban todas las señales encendidas para que se tomaran las medidas de prevención para evitar su propagación entre ellas la limpieza, higiene, descacharreo y fumigación, en el país tenía que haberse llevado a cabo y especialmente en la Ciudad y provincia de Buenos Aires deberían haberse encarado en el invierno pasado estas acciones”.

 

“Ninguna de las administraciones macristas en nación, en ciudad ni provincia de Buenos Aires lo hizo, -acotó Mariana Mei-, por eso estos son los resultados del dengue que preocupa a la Ciudad de Buenos Aires y por supuesto a varias provincias del territorio nacional, por ejemplo Formosa, Tucumán, La Rioja, y Misiones que son las más afectadas por la epidemia del dengue”.