AddThis Social Bookmark Button

La Facultad de Agronomía brinda la posibilidad de realizar actividades de formación práctica para tener un primer contacto con el medio productivo y de investigación.

 

La Universidad brinda un abanico de carreras, con un trato personalizado entre docentes y alumnos, en el segundo pulmón verde de la Ciudad de Buenos Aires. Pero también es una de las pocas facultades de la UBA que se destaca por ofrecer a sus estudiantes prácticas pre-profesionales y pasantías en organismos públicos, fundaciones, asociaciones civiles y empresas, para acercarlos al futuro profesional y laboral.

Además de vincularse con el medio productivo y de investigación, a través de las prácticas pre-profesionales los alumnos adquieren experiencia, obtienen créditos en concepto de actividades complementarias y, principalmente, pueden realizar su trabajo final de carrera. Es una actividad ad honorem, muy importante para su formación académica.

 

También, los estudiantes de la Facultad de Agronomía pueden acceder a una pasantía a través del Departamento de Pasantías y Búsquedas Laborales, que se encarga de promover y gestionar su acceso a la formación e inserción profesional, vinculándolos con empresas de los sectores agropecuarios, agroindustrial y agroalimentario. Son actividades rentadas (reciben una asignación estímulo mensual), donde los alumnos realizan residencias programadas u otras formas de prácticas supervisadas, relacionadas con su formación y especialización, en empresas u organismos públicos.

 

“Fue una experiencia muy enriquecedora, que me permitió aprender y aplicar a la vez conocimientos conceptuales y teóricos obtenidos académicamente. Al ver el desarrollo de emprendimientos de turismo rural, conocer sus problemáticas y necesidades, identificando sus oportunidades, me permitió plantearme cómo poder mejorar esas falencias o aprovechar las oportunidades del ambiente interno y externo para el desarrollo de estos pueblos rurales”, dijo Mariana Gauto, estudiante de la Tecnicatura en Turismo Rural, que en 2018 realizó una práctica pre-profesional en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

 

Su trabajo consistió en confeccionar encuestas para todas las experiencias de turismo rural del país que hayan tenido asesoramiento y apoyo desde el INTA; relevar los emprendimientos, evaluar resultados y armar gráficos con los indicadores de turismo rural más relevantes (sociales, culturales, económicos, etc.).

 

“Estas prácticas nos permiten tener una visión mucho más amplia y real de la situación del sector en donde cada uno se está capacitando y formando, en mi caso del turismo rural. Pude conocer casos concretos, tener contacto con los actores que llevan a cabo los procesos de desarrollo local en los pueblos, como pobladores, emprendedores rurales, los asesores que apoyan y guían a estas experiencias, entre otros”, expresó.

 

Yanin Pastore Surai tiene 30 años y es estudiante de la carrera de Agronomía. Actualmente trabaja en la Sociedad Rural y en abril de este año terminó su pasantía en la Asociación Argentina de Protección de las Obtenciones Vegetales (ArPOV).

 

“Trabajaba como operadora de call center, y fue una experiencia muy buena donde pude conocer prácticas más allá de la vida estudiantil, para insertarme laboralmente. En lo personal, aprendí sobre temas que no se ven en la facultad y a nivel profesional me permitió interiorizarme sobre la realidad del productor agrícola”, enunció.

 

Como estudiante de Agronomía, Tomás María de Larminat realizó su práctica pre-profesional en la Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del Río Colorado. Actualmente trabaja en una empresa agropecuaria del centro-este de Entre Ríos.

 

Durante su práctica pre-profesional llevó adelante una gran cantidad de actividades relacionadas tanto con la ganadería (muestreo de materia seca en pasturas, pesaje de animales de engorde, revisión de pasturas, cálculo de dosis a aplicar de carminativos en el agua de bebida, entre otros), como con la agricultura (control de malezas acuáticas en canales de riego, monitoreos de lotes de cebolla), como con el riego (ensayo de infiltración con método del infiltrómetro de doble anillo, aforo de acequias para riego, río y desagües y desarrollo de desempeño de riego).

 

“La práctica fue de gran importancia porque me permitió aplicar la teoría aprendida en la Facultad, dándome una visión más completa de la realidad productiva con la cual nos vamos a encontrar en nuestras futuras vidas profesionales. Personalmente me permitió tener más solvencia y entendimiento de cada una de las situaciones con las cuales me enfrento en el trabajo, teniendo más herramientas para la resolución de cada una de ellas”, resumió Tomás.

 

Éstas y muchas experiencias más pueden ser parte de tu formación profesional. Sólo tenés que ser alumno regular de alguna de las diez carreras que posee la Facultad de Agronomía de la UBA. Para más información visitá el portal de búsquedas laborales, donde se publican los espacios y condiciones busquedas.agro.uba.ar; o acércate a la Dirección de Formación Práctica Pre-profesional de la FAUBA. No desaproveches la oportunidad.  Fuente: https://www.agro.uba.ar