AddThis Social Bookmark Button

Cristina Fernández pidió hoy "encarecidamente" a Mauricio Macri "un esfuercito". La respuesta al reclamo la dio el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, quien advirtió que recién "en marzo" podría la Ciudad concretar la transferencia, si se inicia "ya mismo" un cronograma de reuniones para dirimir responsabilidades entre una y otra administración. 

"Estoy dispuesta a hacerme cargo de todo, pero me parece que todo es mucho", advirtió la mandataria durante un acto en la Casa Rosada, al referirse a las condiciones de la transferencia de la Nación a la Ciudad de los subterráneos que circulan por Buenos Aires. 

Por eso, dijo querer "pedirle encarecidamente" a Macri "que haga un esfuercito" para que se cumpla el traspaso del subte, ya que, según su visión, un control local de ese medio de transporte podría mejorar la calidad del servicio. 

"Confío en que lo va a hacer", dijo Cristina Fernández, y pidió que se pueda concretar el traspaso "sin chicanas ni demoras que no hacen más que perjudicar el funcionamiento" del servicio. 

En sintonía con lo expresado ayer por Macri, Grindetti hoy ratificó que la Ciudad tiene la "vocación" para hacerse cargo de la gestión de los subterráneos, pero propuso un cronograma razonable de transferencia. 

"Estamos con la enorme vocación de asumir el compromiso descargando de tarea a la Nación, en un cronograma en el que esperamos ponernos de acuerdo en algún momento pero que sea razonable y contemple un mejor servicio para la gente", planteó Macri.

Esta tarde y después de las palabras de la jefa de Estado, Grindetti reveló que presentó ante la Secretaría de Transporte de la Nación, que conduce Juan Pablo Schiavi, una contrapropuesta con un cronograma de reuniones para dirimir la metodología de traspaso. 

"Si nos ponemos a trabajar mañana mismo todos juntos, en marzo podríamos estar haciéndonos cargo del subte. Hemos puesto énfasis en que coincidimos con la presidenta Cristina Fernández y que por eso nos urge poner a trabajar en cada punto", indicó. 

Néstor Grindetti precisó que entre los puntos que deben discutirse en particular "está el contrato de concesión, el cronograma de inversiones que ambas partes estamos haciendo y las inversiones futuras". 

"Nuestra vocación es la de tomar el subte, como de asumir todas las responsabilidades para mejorar la vida a los vecinos. Así lo hicimos con la Policía Metropolitana, al ponerle el pecho a un problema tan difícil como es el de la seguridad", añadió.